Desde el SISEJ queremos compartir informaciones de interés sobre la movilización por la adecuación salarial del Cuerpo:

1. El Ministerio de Justicia sigue manteniendo reuniones con una parte de las asociaciones de nuestro Cuerpo, ya que, como sabéis el 20 de noviembre decidió vetar al SISEJ y privarnos de toda interlocución profesional como represalia por nuestras opiniones críticas. El último de estos encuentros tuvo lugar este jueves 10 de mayo.

Para hacerse una idea de hasta qué punto el veto al SISEJ es prioridad política para el actual equipo ministerial, y un objetivo al que dedica espacios por encima de otros cometidos, basta observar que ha fijado una nueva reunión excluyendo a nuestra organización el jueves 24 de mayo, coincidiendo expresamente con nuestro 7 Congreso.

2. Nos parece importante y honesto hacia nuestros compañeros aclarar que el Ministerio de Justicia aún no ha recibido a la coordinadora de asociaciones como tal.

3. El Ministerio tiene una idea clara: aplicar estrictamente a nuestro colectivo el acuerdo general con la función pública e intentar que la “adecuación salarial” se quede exclusivamente en pequeños aumentos en conceptos secundarios (productividad, guardias, sustituciones y otros complementos). Algo que desde el SISEJ consideramos que no es la adecuación salarial que reclamamos, correspondiente al aumento de competencias y responsabilidades pendiente desde 2009-2010.

4. También nos consta que en el Ministerio de Justicia causó un gran malestar la concentración de nuestro Cuerpo por la adecuación salarial, tanto el 18 como el 21 de abril, y que hasta el último momento se intentó frenar y minimizar. Sabemos que es también prioritario para el actual equipo ministerial, que el Cuerpo de Letrados de la Administración de Justicia abandone toda movilización o protesta y renuncie a la reivindicación de adecuación salarial, aceptando en sustitución de la misma la subida estándar de conceptos menores.

5. Finalmente reiteramos nuestro reconocimiento y apoyo al trabajo conjunto y en la misma dirección de todo el colectivo, algo histórico que no debe desaprovecharse y que es lo único que hará moverse al Ministerio de Justicia.