El Ministerio de Justicia sigue obligando a los Letrados de la Administración de Justicia a sustituir forzosamente en los puestos sin cubrir

Valoración del Usuario: 5 / 5

Star ActiveStar ActiveStar ActiveStar ActiveStar Active
 

 Según consta en las múltiples quejas que nuestra organización está recibiendo, el Ministerio de Justicia sigue obligando a los Letrados de la Administración de Justicia a asumir la dirección de más de un juzgado.

El equipo dirigido por Rafael Catalá lleva realizando esta práctica sistemática desde hace varios trimestres, cuando decidió cambiar el criterio de interpretación” de la normativa que regula las sustituciones en nuestro Cuerpo, y dar indicaciones a todos los Secretarios Coordinadores Provinciales para que no cubran las vacantes de larga duración con Letrados interinos, forzando a los Letrados de cada partido judicial a asumir indefinidamente los puestos de trabajo que no estén cubiertos.

Con ello, el Ministerio de Justicia está perjudicando deliberadamente el servicio público prestado a ciudadanos y profesionales, al tener un menor número de horas dedicadas por cada Letrado a cada órgano que se le asigna, los derechos laborales de los Letrados a los que se obliga a cubrir forzosamente un puesto por el que además no cobran ningún complemento, y también la salud laboral de los Letrados afectados especialmente en órganos con sobrecarga de trabajo y multiplicidad de funciones.

Es el caso, a título de ejemplo, de los Letrados del partido judicial de Llíria (València), juzgados que según el último informe de la inspección del CGPJ soportan una carga de trabajo superior al 300%, y que el Institut Valencià de Seguretat i Salut en el Treball (INVASSAT) de la Generalitat Valenciana ha calificado como de riesgo psicosocial alto para los empleados públicos que son de su competencia. Sin embargo, para el Cuerpo de Letrados de la Administración de Justicia el gabinete dirigido por Rafael Catalá no hizo absolutamente nada hasta hoy a pesar de las denuncias por los perjuicios que se están causando excepto obligarlos a sustituir forzosamente en los puestos que el Ministerio, pudiendo hacerlo, se negaba a cubrir.

Podemos citar numerosos ejemplos (Manacor, Ferrol) de partidos judiciales donde el Ministerio está actuando de esta manera. Lo cierto es que tras las reiteradas protestas del SISEJlas denuncias de muchos Letrados afectados, y pese al creciente número de recursos contencioso-administrativos interpuestos ante los tribunales frente a estos acuerdos de designación, el Ministerio de Justicia sigue asignando forzosamente más de un puesto de trabajo a los Letrados de diversos partidos judiciales, persiguiendo unos objetivos que no declara ni justifica, a costa y en perjuicio del servicio público y de los derechos de sus propios empleados.

Desde el SISEJ advertimos al Ministerio de Justicia de los riesgos de insistir en generalizar las sustituciones forzosas, y consideramos que el Ministerio de Justicia debe impulsar las dos siguientes iniciativas:

  • Dejar sin efecto el cambio de criterio de sustituciones mediante una resolución escritavolviendo a cubrir los puestos sin cubrir por el procedimiento normal, relegando la sustitución forzosa a la excepcionalidad.
  • Elaborar un plan de medición de la carga de trabajo soportada por los Letrados de la Administración de Justicia en cada puesto. En reunión mantenida en febrero de 2017 con ocasión de la reforma del Registro Civil, el Ministro de Justicia reconoció que no disponía de datos de “cargas de trabajo”, situación insólita que no ha cambiado. También debe ponerse en marcha una evaluación de riesgos laborales y psicosociales de los puestos de Letrado a través de la Unidad de Coordinación de Riesgos Laborales, con carácter general y en los partidos judiciales donde se le solicite. 

Por nuestra parte, desde el SISEJ agradecemos la confianza creciente de nuestros compañeros y compañeras, y aconsejamos a los Letrados de la Administración de Justicia afectados a seguir denunciando esta situación públicamente, a recurrir ante los tribunales los acuerdos de sustitución no motivados, y en los casos en que valoren afectada su salud laboral, a solicitar a la Unidad de Coordinación de Riesgos Laborales del Ministerio de Justicia evaluaciones concretas de riesgos laborales de su puesto de trabajo, ante la inacción de nuestros superiores.